ADVERTENCIA

Este blog contiene elementos de lenguaje,salud, sexo y violencia que no debe ser leído por niños, niñas y adolescentes y tampoco por personas que consideren ofensivo su contenido

viernes, 21 de septiembre de 2007

Cómo conocí a Rafa

Ayer comencé este blog contando cómo llegué a este mundo. Sin embargo, el spanking lo conocí de cerca desde hace poco menos de dos meses cuando conocí a Rafa.

No les he contado nada de él, la verdad es que tampoco lo conozco mucho... A veces pienso que tengo una idea de quién es y siempre me sorprende. Rafa tiene 28 años y obviamente tiene mucha más experiencia que yo en esto. Es un hombre espectacular con muchísimas cualidades aparte de ser mi spanker. Ya lo irán descubriendo...

Hace dos meses paseando por diversas páginas de internet concernientes al spanking me encontré con SIN
http://www.spankinginternet.com/ Me inscribí en la página y a los días tenía un mensaje de un spanker de Venezuela que me dio su correo. Tengo que admitir que nunca me comuniqué con alguien por internet para hablar de esto y la verdad tampoco quería porque no sabía qué clase de loco andaba por ahí. Sin embargo, pensé que no perdía nada con agregarlo al messenger y, si no me caía, con bloquearlo era suficiente... ¡Grave error de una principiante! Lo agregué al messenger mediante el cual podía acceder a mi perfil y a mi espacio donde podía ver, no sólo quién era, sino conocer muchísimas cosas del entorno en el que desenvuelvo. Además que en el correo que le envié estaban mis números tanto de mi casa como de mi celular. Ya sé que fue absoltamente irresponsable de mi parte y después me llevé un gran regaño por eso. Gracias a Dios, de todos los locos que me pude haber encontrado me encontré a Rafa, que es un hombre inteligente, divertido, decente y sobre todo un caballero.

Intercambiamos un par de e-mails y el 31 de julio hablamos por primera vez por messenger. Fue excelente porque ese día él estaba enfermo y se quedó en su casa y estuvimos hablando todo el día, no sé cuantas horas pasaron pero fueron muchas. Hablamos de nuestros gustos, de lo que nos gustaba y cómo veíamos el spanking. Ambos coincidimos con que el spanking en un estilo de vida y ahora que entré oficialmente en él, sé que es un estilo de vida que no quiero dejar.

Ese día tuvimos la primera sesión de spanking virtual. A partir de ahí comenzamos a hablar todos los días y empecé a ganarme castigos por malcriada. Tengo que decir que es una de mis peores cualidades... Soy muy malcriada, a veces al extremo.

Mis castigos eran a través de internet mientras él veía por la cámara cómo me pegaba con una cuchara de madera de la cocina. Él me iba diciendo cuantos azotes tenía que darme o cuanto tiempo tenía que quedarme mirando a la pared. Una de esas veces me pidió que buscara una silla con asiento de madera y que regara una taza de arroz sobre el asiento y me sentara sobre él. Debo confesar que a mí la experiencia no me molestó. Sin embargo, después me ordenó que me quedara arrodillada sobre el arroz... ¡Eso sí fue horrible! No sé cuanto tiempo estuve así pero puedo asegurar que fue bastante. Luego tenía morados en las rodillas... eso es algo que no le recomiendo a nadie. Aquella vez lo hice por sumisión y porque no sabía cuáles iban a ser las consecuencias, pero ahora no lo volvería a hacer y, después de que Rafa vio las consecuencias, dudo que se le ocurriría ordenarmelo.

Así estuvimos una semana mientras hablábamos de la posibilidad de conocernos (a lo que yo obviamente le tenía pánico). Ya para ese entonces él me había dado su correo oficial y no el que usa para conocer a gente en internet y ya había visto sus fotos y sabía más de él. Debo confesar que cuando vi sus fotos lo menos que me pareció fue un spanker. A pesar de sus 28 años parece menor y tiene cara de que no rompe un plato ¡Qué equivocada estaba! Además por algunos aspectos de su vida estuve molestandolo con ser un sifrinito (en México les llaman niños fresa). Lo que me ganó otro castigo: ¡Tenía que pedir permiso antes de salir de mi casa! Al principio siempre se me olvidaba y (despistada yo) hablando con él y siempre sin pensarlo le decía que había salido. Eso le molestaba mucho ya que decía que nada me costaba mandarle un mensaje al su celular, y tenía razón... Así que por eso y por varias malcriadeces más terminé con un castigo todos los días por una semana... algo bastante severo para quien sabe cómo es; y aunque la que me castigaba era yo misma, como él supervisaba mis castigos a través de la cámara no podían ser castigos muy light porque se daría cuenta.

A partir de eso empecé a preguntarme cómo sería un castigo real... tenía mucho miedo porque la verdad no sabía qué me podía esperar y empecé a hacerle muchas preguntas acerca de cómo sería un castigo si yo decidiera cambiar mis castigos virtuales toda la semana por uno sólo real... Me dijo que sería una buena cantidad de nalgadas OTK (para los que no entienden el término significa "sobre las rodillas" y es la abreviación de la frase Over The Knee en inglés) y 20 azotes con la correa. ¿La correa? Ya sabía que él es aficionado a este instrumento porque ya me lo había dicho pero realmente le tenía muchísimo miedo... aunque realmente no es que le haya dejado de temer, pero al menos ya sé a qué atenerme: es peor de lo que yo me imaginaba. También aclaramos ciertas cosas: Ambos sabemos que unas buenas nalgadas deben darse sin ropa interior, o al menos estando éstas a las rodillas; sin embargo por estarnos conociendo y por ser la primera vez me dijo que podría dejarmelas puestas.

Tambien acordamos algo que puede parecerle absurdo a mucha gente: Sería una relación exclusivamente de spanking disciplinario y no se involucraría el sexo. Él me prometió que no iba a haber sexo entre nosotros a menos que yo le levantara la promesa. Es algo que le he agradecido mucho aunque sé que no ha sido fácil ni para él ni para mí. Esta es una decisión muy polémica y entiendo que se puedan crear discusiones sobre el tema, pero en otro momento les explicaré mis razones.

Como Rafa es un caballero y entiende perfectamente mis miedos y mis límites me propuso invitarme a almorzar para que nos conocieramos en persona en un ambiente neutro y pudiésemos hablar de otras cosas, no sólo de nuestro gusto por el spanking. Así que decidimos conocernos y el 7 de agosto estábamos almorzando juntos. Después de cinco minutos hablando con él ya sabía que podía confiar en que no era un loquito... un sifrinito quizás jajajajaja (es broma) pero no era un pervertido de esos que andan por ahí. Al día siguiente fue mi primer castigo real...

De ese castigo les contaré en mi próxima entrada ya que tengo un relato que hice como tarea para Rafa. Lamentablemente y por alguna razón que todavía no entiendo perdí el archivo digital. Es que hace poco formateé la computadora y ese archivo no lo respaldé porque lo tenía en mi correo ya que me lo había enviado. Pero por alguna extraña razón no encuentro el mail... quizás lo borré por accidente. Por lo menos no está perdido del todo, Rafa lo tiene en papel, pero la idea de transcribir el relato me da mucho fastidio así que seguiré buscando. Sin embargo Rafa dice que le agradaría mucho la idea de ordenarme sentarme a transcribirlo después de una paliza lo que, como comprenderán, no me hace mucha gracia porque generalmente tengo muchos problemas para sentarme después de un castigo... Roguemos que encuentre ese archivo antes de que Rafa me ordene transcribirlo....

Saludos a todos y espero sus comentarios....

Ale

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola srta entro anos adelantado vengo del futuro jejeje.... Me encanta me tienes fascinada tipo novela la cual jamas veo .. Pero esta esta bella dislumbro amor en el fututo :)) sigo messalina

Videos de Spanking