ADVERTENCIA

Este blog contiene elementos de lenguaje,salud, sexo y violencia que no debe ser leído por niños, niñas y adolescentes y tampoco por personas que consideren ofensivo su contenido

miércoles, 26 de septiembre de 2007

Rafa, el sexo y yo

Ok, esta entrada es para aclarar algo que me han preguntado hasta el cansancio: ¿Por qué Rafa y yo no tenemos relaciones sexuales?. Es un tema complicado que trataré de desglosarlo y aclarar la mayoría de las dudas.

Las condiciones en las que conocí a Rafa no eran las más adecuadas para confiar ciegamente en él y supongo que para que yo estuviese más tranquila con respecto a un encuentro él prometió que sería una relación exclusiva de spanking disciplinario y que el sexo quedaría fuera del castigo si yo así lo decidía. Obviamente no ha sido algo fácil ni para él ni para mí. Requiere una fuerza de voluntad de hierro y la verdad lo admiro por eso. No sé para quién ha sido más difícil, si para él o para mí... aunque yo creo que para él. En especial durante los últimos castigos en los que por mi malcriadez extrema me ha ordenado quitarme toda la ropa porque, como dice él (y yo lo apoyo), la verguenza y la humillación son parte esencial de todo castigo.

No voy a mentir, la situación se ha ido poniendo más intensa día a día. Yo sé que él se excita muchísimo con esto y yo... bueno, basta decir que he descubierto que puedo tener orgasmos durante un castigo. Puede que haya personas que no lo crean pero juro que estoy siendo honesta.

Ahora bien, sigue la pregunta ¿Por qué no ha habido sexo después de que ya nos conocimos? Hay personas que me han dicho que se nota que entre Rafa y yo hay una conexión más allá del spanking... y sí la hay. Precisamente esa era mi principal razón. Como ya he dicho antes Rafa es un hombre maravilloso con un montón de cualidades... llevo poco tiempo conociendolo pero por lo poco que conozco de él se perfila como el hombre ideal, al menos para mí. Él dice lo mismo de mí y yo le contesto que eso es porque no me conoce bien... El caso es que a partir de eso puedo dividir mi decisión de no levantarle la promesa en dos razones:

La primera razón es que sé que una vez que el sexo se haya incluído en esta relación voy a perder el poco control que puedo tener. Aunque Rafa siempre diga que al final la spankee siempre va a tener el control de la situación, quiero ver que alguna intente llevar el control cuando su spanker tiene el cinturón en la mano. Además, le decía a Rafa que en el momento en que estuviésemos juntos, sexualmente hablando, ya él no sería mi spanker... sería mi señor. Yo sería total y completamente suya y eso es algo que me daba pánico porque jamás me he entregado a ese grado. Lo que me lleva a mi segunda razón:

En mi experiencia el sexo tiene dos consecuencias: o hace que te conectes más a esa persona o hace que comienzes a sentir una aversión hacia él. Al menos para mí ha sido así. Aunque realmente no me preocupaba sentir aversión por Rafa, lo que más me preocupaba era enamorarme de él, de sentir algo que me pueda herir.

Ahora bien ¿A qué se deben todas estas disertaciones? Bueno, les cuento... como les comenté las cosas están bastante tensas en el ámbito sexual entre Rafa y yo. El lunes pasado me ordenó desvestirme completamente por primera vez y se podrán imaginar que fue muy difícil mantener el control; sin embargo, caballero como es, Rafa se comportó a la altura aunque a veces rozaba mi seno, más para humillarme que por otra cosa.

Ese día después de la paliza nos fuimos a una reunión en casa de uno de sus amigos. De más está decir que no me senté en toda la noche aunque, a pesar de que las nalgas me ardían, no pude evitar aprovechar un poco la situación amenazándolo con delatar su secreto. "Ojalá tus amigos me pregunten cómo nos conocimos para contarles", "Ale, no se te ocurra porque ahí sí de daría la paliza de tu vida", "¿Por qué? Una de las reglas que TÚ me pusiste es que jamás debo mentir", "Alejandra: Hazlo para que veas...". Obviamente no dije nada pero fue divertido retarlo. Me dio un par de nalgadas cuando nadie veía y eso fue todo... hasta que me dejó en mi casa. Recuerden que mi trasero había quedado muy maltratado, porque Rafa había tenído mi primer encuentro con la cuchara de madera (la misma que usaba al principio para azotarme yo misma en nuestros castigos virtuales). Definitivamente odio la madera...

Obviamente mi acto de rebeldía no se iba a quedar sin castigo y allí mismo en el carro en una calle obscura me dió el castigo que me merecía por mi altanería. Se podrán imaginar que yo no soportaba más así que le rogué que por favor se detuviera. Su respuesta: Cinco azotes fuertes con la cuchara para que aprendiera bien la lección. Colocó el respaldar del asiento inclinado hacia atrás y me ordenó que me recostara sobre él. Los debía contar y dar las gracias... De más está decir que fue horrible y después de esos cinco azotes me abrazó y me recordó que eso lo hace por mi bien. Sin embargo en medio de ese abrazo ocurrió lo que secretamente había deseado tantas veces: Nos besamos.

Fue un beso mágico, como sacado de una película. No sé si fue la situación o las ganas acumuladas pero realmente fue maravilloso. Jamás había dado un beso tan intenso ni tan perfecto. Rafa no intentó más nada, supongo que por miedo a arruinar el momento. Ahora bien, como entenderán las cosas se han complicado...

Mi último castigo, fue mucho más intenso... fue el sábado y yo estaba otra vez desnuda... Esta vez Rafa fue mucho más allá. Me pasó frente a un espejo y me hizo verme mientras recorría mi cuerpo con sus manos y me repetía: "Tú eres mía, todo esto es mío"... ¿Cuántas veces no hemos querido escuchar eso de alguien? La verdad me excitó muchísimo y lamento no haber tenido el valor de pedirle que me terminara de hacer suya. En el momento en que lo pensé ya era muy tarde y teníamos que irnos porque iban a cerrar el estacionamiento.

Después de esto Rafa y yo hablamos y le levanté la promesa. Aún no hemos tenido la oportunidad de aprovecharlo, pero me imagino que será muy interesante porque hace poco fue su cumpleaños y le prometí que me iba a disfrazar de colegiala ya que sé que es una de sus fantasías.

No les voy a decir que no sigo teniendo miedo... pero ya menos. Tenía miedo a quererlo y ya lo quiero así que ¿Para qué seguir postergando lo que tanto hemos deseado? Sé que voy a salir herida, pero, como Rafa me hizo entender, yo no soy la única que se arriesga a enamorarse... Ya veremos qué pasa...

Cabe destacar que no sé si Rafa sabe lo mucho que lo quiero y todo el cariño que le he agarrado durante este tiempo... supongo que se lo he demostrado aunque no se lo diga, y si no lo sabe, lo sabrá al leer esto. Siempre le digo que me encanta y la verdad sé que ya no hay vuelta a atrás... Veo el dolor venir y no me importa, es un riesgo que voy a correr....

5 comentarios:

terapeuta disciplinario dijo...

Terapia disciplinaria. El camino profesional de la correccion de los defectos del caracter por la via del dolor corporal. En Buenos Aires, Argentina.
terapeuta_disciplinario@yahoo.com.ar

Anónimo dijo...

muy bueno tu blog, quizas te falta experiencia y un poco de acción son relatos de niña. jugando con un niño que quiere hacerte el amor. divertirse es placer pero el spank es una vida ...

SILVIA caracas

Alejandra dijo...

Hola Silvia, Gracias por darme tu opinión. No sabía que había dado la impresión de que para nosotros el spanking es un juego.

Sin duda alguna el tema de la experiencia es decisivo... Como dije antes siempre me ha llamó la atención este tema pero no fue sino hasta hace dos meses que lo comencé a experimentar... Como dije todos mis escritos son personales y por ende subjetivos. Sin embargo Rafa y yo estamos abiertos a propuestas y consejos de cualquier persona que pueda aportar más a esta "relación".

Anónimo dijo...

hola
Alejandra.

leí todos tus relatos y es una bonita experiencia la qe estas viviendo. quizas fui un poco fuerte porque ayer te escribi a la luz de un solo relato. escribes muy bien. y tienes la escencia de una spank con buen futuro. despues de leerme tu blog no podía dejarde escribirte. veo qe tu relacion se ha convertido en un poco mas alla. suele suceder muy seguido la quimica entre ambos sube de nivel y no se puede negar que el placer nos llena.

quede con ganas de leer mas, de saber que paso con RAFAEL, hasta donde llegaron. quizas era tu intención dejarnos a los lectores pensando qe habría pasado, la verdad me quede con la duda.

espero ver un nuevo relato para saber que paso con esta historia, en cuanto a la experiencia te lo da la vida y nuevas parejas para el spanking. debes tomas esto como una manera de ver la vida y tener nuevas actitudes qe deben ser correjidas por medio del dolor.

espero tu respuesta Alejandra

SILVIA caracas

Alejandra dijo...

Gracias Silvia...

La verdad no es mi intención dejar a la gente a la expectativa. Lo que pasa es que creo que debe ser Rafa el que cuente lo que ocurrió el domingo porque, después de todo, fue su regalo de cumpleaños... Además, como siempre he dicho me encatntaría saber cómo lo ve un spanker... Supongo que tendré que presionarlo un poco más

Videos de Spanking