ADVERTENCIA

Este blog contiene elementos de lenguaje,salud, sexo y violencia que no debe ser leído por niños, niñas y adolescentes y tampoco por personas que consideren ofensivo su contenido

martes, 2 de octubre de 2007

Quiero llorar y no puedo

Empecé a escribir esta entrada y por alguna extraña razón se me borró más de la mitad de lo que había escrito y los cambios se guardaron antes de que puediese hacer algo, así que no tengo más remedio que volverlo a escribir.

Al empezar explicaba que sé que esperan una continuación a la entrada anterior donde hablaba del sexo entre Rafa y yo. Sin embargo, como le he comentado a algunas personas, considero pertinente que sea el mismo Rafa el que nos cuente la experiencia ya que fue su regalo de cumpleaños y porque quiero conocer su punto de vista como spanker de lo ocurrió.

Esta entrada tiene como fin confesarles uno de mis mayores sueños como spankee. Siempre he tenido la fantasía de llorar durante un castigo; sin embargo nunca lo he logrado, y les aseguro que no es por falta de severidad de Rafa. Él también se sorprende y asegura que no va a ser posible hacerme llorar de dolor, que la única forma que yo llore tiene que ser algo psicológico.

Supongo que tiene razón. Más de una vez mis amigos han dicho que soy como una roca... que en momentos dramáticos o de mucha tensión yo ni me inmuto. Hay quién ha llegado a decir que no tengo sentimientos... tampoco es así... lo que pasa es que hay momentos en que el orgullo es más fuerte que yo y otros donde la situación no me permite darme el lujo de quebrarme. Sin embargo, y por muy irónico que parezca, suelo llorar al ver películas... he visto Pearl Habor 7 veces y las 7 veces he llorado... ¿Quién sabe por qué?

No obstante hubo una vez en la que Rafa casi me hace llorar como una niña chiquita, aunque no lloré más por orgullosa que por otra cosa. Fue durante mi tercer castigo y todavía no conocía a Rafa lo suficiente como para sentirme cómoda llorando frente a él.

Como les comenté una vez, el relato sobre mi primer castigo fue una tarea que Rafa me ordenó hacer y por flojera no la entregué el día que debía lo cual me ganó una buena tunda. Obviamente no hay nada como unas buenas nalgadas, unos fuertes correazos, un rato en el rincón y nalgadas nuevamente intercalados entre regaños como para inspirar a cualquiera. Ese día apenas llegué a mi casa comencé a escribir... mis nalgas ardiendo y mi incomodidad para sentarme me recordaban a cada segundo que debía hacer mi tarea. Las palabras salían como si siempre hubiese sabido qué y cómo iba a escribir el relato. Le envié tres párrafos a Rafa, ya que la tarea original debía tener esa extensión. Sin embargo estaba tan inspirada que escribí mucho más que eso. A Rafa le encantó el adelanto así que inmediatamente me dio una fecha cercana a nuestro próximo castigo.

Para el tercer castigo yo todavía le debía a Rafa 8 correazos, ya que lo correazos del castigo anterior tuvieron otro motivo. El caso es que después de una buena sesión de nalgadas, las cuales nunca he contado pero estoy segura que no bajan de 150, me envió al rincón un rato mientras prendía la computadora y la impresora, luego me ordenó abrir el archivo donde tenía la tarea para imprimirlo. Nuevamente al rincón... a veces pienso que paso más tiempo en el rincón que siendo azotada...

Cuando Rafa me fue a buscar, me llevó a la otra habitación de su oficina en la que generalmente usa la correa por tener más espacio y estar mejor acondicionado para esos menesteres... además esa habitacíón tiene forrado de espejos las paredes y a él le encanta verme la cara mientras me azota. -No sé porqué la oficina tiene espejos en las paredes... y en el techo también, pero es así-.

Encima de la mesa, frente al espejo, había colocado el relato y me ordeno recostarme sobre la mesa de modo que quedara reposando sobre mis brazos y éstos a los lados del relato... muy al estilo de Maggie Gyllenhaal en la escena de spanking en La Secretaria.

Me ordenó leer el relato (que en físico tiene tres páginas) mientras me azotaba a veces con la correa para llegar a los 8 azotes que le debía. el resto del tiempo me daba nalgadas o me halaba el cabello y me repetía que leyera más despacio (obviamente en esta situación una quiere leer lo más rápido posible para que el martirio termine más rápido).

Entre la presión de estár recostada a la mesa desnuda de la cintura para abajo, intentando leer lentamente un escrito de 3 páginas en Garamond 12 a espacio sencillo, mientras era nalgueada y azotada con una correa que debían ser 8 azotes los cuales obviamente no estaba contando por lo que pudieron haber sido 6, como 10 (aunque Rafa jura que sólo fueron sólo 8) Como yo no sabía cuantos iban siempre estaba esperando el siguiente... Rafa luego me comentó que me iba a preguntar cuantos iban y si me equivocaba comenzaba de nuevo... gracias a Dios que no lo hizo porque no sólo no llevaba la cuenta, sino que si lo hubiese hecho seguramente sí me habría puesto a llorar.

El caso es que mientras leía la voz se me cortaba y tenía un nudo en la garganta, pero entre mi orgullo y el miedo que tenía a qué podía ocurrir si me detenía a llorar -Porque ya me había detenido tras algún azote muy fuerte con la correa y siempre recibía una fuerte nalgada con la orden: "sigue leyendo"-.

Si alguna vez en estos dos meses he estado a punto de llorar ese fue el momento y siempre que lo recuerdo me dan escalofríos. Sin duda alguna el llanto es algo más psicológico que físico y estoy segura que Rafa está buscando alguna manera de quebrar mi orgullo y mis defensas... Ya veremos qué ocurre.

No se desesperen... yo también estoy esperando el relato de lo que ocurrió el domingo, que fue cuando le di su regalo de cumpleaños a Rafa... Así como ustedes, yo también me muero por leerlo, ya prometí presionarlo un poco para que lo escriba lo antes posible. Muchos saludos...

6 comentarios:

Anónimo dijo...

hola
Alejandra.

Sufrimos de lo mismo, nunca he llorado y he tenido todo tipo de castigos. ciertamente he estado en la misma situacion que tu. no apures que cuando menos te lo imagines sentirar el placer de llorar mientras te castigan como a una niña. que placer mi dios.

me alegra leer otro relato, siento que te presiono. pero tengo ganas de saber que paso ese domingo, saboriar ambas historias y hacerlas mias.

que vida esta del spanking...

besos (nunca haz pensado qe te castigue una mujer)?

SILVIA Caracas

Alejandra dijo...

Hola Silvia,

Espero que así como tú dices algún día pueda sentir el placer y la descarga emocional que debe significar llorar durante un castigo.

No te preocupes por la presión.. no eres la única y además yo también estoy ansiosa por saber qué va a escribir Rafa...

Por último... ¿Que si he pensado que me castigue una mujer? Claro que lo he pensado!!! Todos los días!!! Incluso siempre me ha parecido incluso super erótico que sea una mujer la que me castigue. Otra de mis mayores fantasías...

Anónimo dijo...

hola,
Alejandra.

que divertido es qe tus respuestas son rapidas, es bueno frecuentar tu espacio.
tu fantasia es totalmente seria por un cuanto tiempo tuve una compañera de castigo y era un nivel de erotismo inigualable. quizas pq las mujeres conocen muy bien la parte psicologica

Apoyo la diversión y el dolor placentero, intentalo .


SILVIA caracas

Alejandra dijo...

Hola Silvia,

La verdad me llama muchísimo la atención tu punto de vista y me gustaría saber más acerca de tus experiencias. De hecho estuve hablando con Rafa hoy y le comentaba que me gustaría que este blog no quedara sólo en nosotros. Como su nombre lo dice es un blog venezolano y creo que sería interesante conocer más puntos de vistas que sólo el mío y a veces el de Rafa.

Esta invitación es para ti y para todos aquellos venezolanos que quieran participar... Avísenme si quieren formar parte de este blog como colaboradores y podrán contar sus experiencias y opiniones sin la presión de escribir regularmente y divertirse.

Si no te interesa, igual puedes contarme tus opiniones en otro espacio. Realmente nos gustaría conocer otros puntos de vista, otras experiencias, como te iniciaste en esto, etc.

Mi correo es alespankee@hotmail.com escríbeme y quizás podamos discutir más sobre este tema, además sería buenísimo que decidieras formar parte de este blog que realmente no quiero que se vuelva monótono con nuestras historias y que, como dije, no es solo mío sino un espacio para todos los venezolanos que estamos interesados en el maravilloso mundo del spanking. saludos,

Anónimo dijo...

hola,
Alejandra.

Gracias por tu invitación, encantada de formar parte, mi vida es el skanpking en todos sus sentidos. es parte de mi ser y mi comprender. de nuevo te doy las gracias y seguire escribiendo.

en cuanto a mis experiencias, las que quieras. solo necesito un topico. tengo mas o menos 6 años en el mundo del spanking.

he pasado por varias etapas pero sigo aqui.

quede esperando la historia, esperemos que el colaborador rafa de su versión, todos sabemos la magnitud de involucrar el placer sexual despues de unas muy merecidas nalgadas. el placer se triplica y las sensaciones se convierten en realidad.

SILVIA caracas

Alejandra dijo...

Querida Silvia,

Escríbeme al correo que te di para enviarte la invitación a tu correo y puedas escribir entradas en el blog. Por el tema no te preocupes, sé que lo que sea que escribas será interesante para todos. Puedes escribir de lo que te provoque siempre y cuando trates temas de spanking y, sé que no es necesario decirlo pero nunca está de más recordarlo, el lenguaje sea apropiado.

Me alegra que hayas aceptado formar parte de este blog como colaboradora... espero tu e-mail para enviarte la invitación. No es necesario que me la envíes por aquí para asegurar tu privacidad

Videos de Spanking