ADVERTENCIA

Este blog contiene elementos de lenguaje,salud, sexo y violencia que no debe ser leído por niños, niñas y adolescentes y tampoco por personas que consideren ofensivo su contenido

viernes, 11 de enero de 2008

¡Ni un cigarro más!

Al parecer ya mis castigos por fumar se acabaron, y como varios de ustedes saben he tomado la firme desición de dejar de fumar. Ya no sé si por convicción o porque mis nalgas no aguantan otra paliza más por este tema. Mi último castigo me hizo entender que de todos mis malos hábitos (como ser malcriada, contestona, desobediente, desordenada, etc), para Rafa, el fumar está casi al mismo nivel de manejar a alta velocidad, y como sabrán eso no puede significar nada bueno. Supongo que porque ambos son peligrosos.

Todo empezó porque antes del castigo Rafa me decía que él se había dado cuenta que antes aguantaba más y no me quejaba ni me movía por orgullo, y que ahora que ya quebró mi orgullo no tengo reparos al demostrar el dolor. Sin embargo dice que ultimamente estoy exagerando cuando me castiga y eso no es cierto. Le expliqué que antes, él empezaba con azotes de fuerza moderada e iba incrementando la intensidad de los golpes paulatinamente y eso hacía que mis nalgas se fuesen acostumbrando, sin embargo ahora desde que comienza, lo hace fuerte y, obviamente, me duele más y tiendo a quejarme y a moverme demasiado, cosa que antes no hacía. Así que le pedí que, de ese castigo en adelante, regresara a la época en la que me calentaba las nalgas antes de empezar con las nalgadas fuertes.

¿Cuál fue la respuesta de Rafa a mi petición? Me ordenó que me inclinara tocando mis tobillos (la posición más popular para usar la vara) e inmediatamente se sacó el cinturón. Ahora le doy gracias a Dios que tenía puesto el cinturón marrón porque de haber tenido el negro, hoy, después de una semana, seguro no me podría sentar. En fin, decidió azotarme con la correa sin haber pasado por el ritual de las nalgadas... Es la primera vez que ha hecho eso.

Me asusté pero sabía que era mejor no discutir. En esa posición Rafa me dio varios correazos, al menos unos 20 antes de que se me ocurriera preguntarle que cuántos más me iba a dar. ¡Craso error! Al parecer mi pregunta le pareció ofensiva y me contestó: "Tenía pensado un número, pero ahora por preguntar voy a empezar de nuevo". Estoy segura que no había pensado ningún número, sólo me dijo eso para asustarme. Me dio unos cuantos correazos más mientras me preguntaba si iba a volver a preguntar. Mi respuesta era obvia. Para terminar de romper mis defensas me dijo: "Te voy a dar 40 (recordemos que ya llevaba unos 30 correazos para ese momento), y más te vale que los cuentes". - Y aquí quiero hacerle una queja formal a Rafa. Al principio solía hacerme contar los azotes, dar las gracias, pedir el siguiente o repetir alguna frase como "soy una niñita malcriada", pero ha perdido esa costumbre que, particularmente, me encanta. Sobre todo cuando me ordenaba pedir el próximo azote, es una humillación simple, pero que me excita enormemente- En fin, sigo con el relato. 40 correazos me parecían excesivos y no sabía si los iba a poder aguantar, pero preferí no discutir.

Así fue dándome los correazos mientras yo me mantenía en esa incómoda posición con las piernas abiertas y las manos en los tobillos. ¿A las otras spankees se les hace tan difícil como a mí no doblar las rodillas? Rafa se debió haber dado cuenta porque me ordenó levantarme y apoyarme en la cama para seguir con mi castigo. Cuando iba por el correzo 37 me preguntó que si quería que empezara de nuevo. No sé si lo preguntó porque me moví, o porque quería ver si su amenaza me hacía llorar, lo cual me enorgullezco de decir que no logró, aunque me daba pánico que lo hiciese. Cabe destacar que hay veces que no sé cuando Rafa habla en serio y cuando no, y eso me preocupa.

Cuando Rafa terminó me quedé en la misma posición por unos segundos y le pregunté si me podía levantar. En esos momentos no se me ocurre moverme sin preguntar para evitar un "¿Quién te dio permiso de que te movieras?" que siempre traen consigo unos cuantos azotes fuertes. Después de eso me dijo: "Arrodillate ahí", Yo no alcancé a ver donde me había señalado y me volteé para preguntarle a donde me había enviado exactamente. Eso a Rafa no le gustó, me dio unas buenas nalgadas mientras yo le decía que no era que lo hubiese querido desobedecer, sino que no había visto el lugar que me había señalado (porque estaba de espaldas a él todavía en la posición en la que me había azotado). "Tienes que estar más atenta a mis órdenes" fue su respuesta, y me señaló el lugar nuevamente. Me hizo arrodillarme frente a la ventana.

Después de un rato me levantó, abrió la ventana de par en par y me colocó frente a ella. Yo sabía que nadie podía verme, pero el estar desnuda frente a la ventana me hizo sentir avergonzada, no sé por qué.

Luego de eso, como se ha vuelto costumbre, después de una tunda me ordenó que le agradeciera por el castigo recibido... el agradecimiento, como se deben haber imaginado, consiste en hacerle sexo oral a Rafa. Al principio él se sentó en el borde de la cama y me puso de rodillas frente a él, pero luego le provocó nalguearme mientras le "agradecía", así que me obligó a colocarme de lado para que él pudiese pegarme cómodamente. Después de algunos minutos decidió colocarse más cómodo y ponerme a mí más incómoda. Se sentó en la cama apoyandose en el respaldar de la cama, tomó el cepillo de madera y me ordenó llevarmelo a la boca nuevamente con la promesa de que si me lo sacaba me iba a ir muy mal.

Rafa comenzó a golpearme con el cepillo cada vez más fuerte con la esperanza de que, por el dolor o por el movimiento, sacara su miembro de mi boca, mientras me retaba a hacerlo. "Sácatelo de la boca, anda, quiero que te lo saques" me decía. Nadie en su sano juicio sería capaz de hacerlo por mucho dolor que sienta. Y creanme que Rafa me llegó a pegar muy duro... como no lo hacía desde la primera vez que usó el cepillo al castigarme por decir groserías. Me enorgullezco de mí misma al no haber cedido a su presión. Al final Rafa acabó y junto con él, también se acabaron los azotes.

Luego le pregunté a Rafa que qué habría hecho si me lo hubiese sacado de la boca, ya que nunca me lo dijo durante sus amenazas y retos. Me dijo que si lo hubiese hecho me habría tocado tres veces la tunda que me había dado ese día... ¡Gracias a Dios no lo hice! y creanme que fue difícil, pero supongo que el miedo puede más que el dolor.

Ahora entenderán mi decisión definitiva de no volver a fumar, que por supuesto coincide con el final de las vacaciones. El comienzo del trabajo nuevamente me deja menos tiempo libre y por ende, menos tentación de probar un cigarro.

10 comentarios:

ElSpankee dijo...

Saludos Alejandra, me encanta poder leer otro castigo de vos. Dividamos este comentario en varias partes. La primera es que narras muy bien lo que puede sugerir fantasias a todos los demas spankos asi que felicitaciones. Lo bueno de las expresiones en cualesquieras de sus formas es que con mucha naturalidad le dejan mensajes positivos a quienes esten dispuestos a recibirlos.

2.- (no preguntes en femenino las spankees? los spankees nos sentimos excluidos...=) jajaja ), te puedo decir que si es muy dificil no doblar las rodillas tomando con tus manos los tobillos. Lo digo porque me ha sucedido y me hice la misma pregunta

3.- Leyendo este relato, quise saber como habia empezao todo, asi que lei tu castigo por fumar y otras cosas mas, hiciste en ese momento una pregunta y volviste a referenciarla en este ultimo. Primero creo que todos los spankees pero por lo menos hablo por mi persona nos fascina no podernos sentar despues de la tunda, pero la sensibilidad si aumenta, me ha pasado y no es buena. Quien castiga por corregir debe de saber que no es un maltrato, y una buena tunda no es igual a una gran tunda!, porque las grandes tundas las provocamos nosotros los spankees, con nuestra actitud, asi que no es reprochable la actitud de Rafa, en pocas palabras portate bien niña malcriada!, asi si te castigan no sufriras tanto y sera por traviesa, no por rebelde!

Las grandes palizas suelen satisfacer la mente, el alma, las necesidades y otras cosas mas, pero no tu cuerpo, el dolor es la forma en que el te avisa que algo no anda bien, observa que un buen castigo te alejara de las cosas malas por eso es spanking disciplinario!. No soy medico pero conozco la parte medica de los azotes, los golpes repetidos en cualquier zona eliminan, es decir; matan tus nervios eso producira que ellos necesiten un tiempo para regenerarse. Cuidados con las venas y arterias pues ellas producen los moretones que son peligrosos en alguna forma. Por esta razon a los chicos se les azota en las nalgas, debido a que ellas son la parte mas resistente del cuerpo, se golpea en las piernas para causar mas dolor y que el castigo sea mas ejemplar.

La resistencia disminuye por el proceso regenarativo, pero cuidado! si dejas de sentir y necesitas mas golpes para conseguir dolor ya es grave pues existen muchos nervios muertos y eso producira daños irreversibles en tus piernas, incluso no solo nervios sino arterias, vasos, tendones, musculos y hasta el hueso.

Asi que mas alla de una orden, Alejandra portate bien por un tiempo!
NOTA: Puedes averiguar muy discretamente con medicos lo que te digo. Un dato toma vitamina B eso regenera jajajajaja =)

Alejandra dijo...

Gracias ElSpankee por tus siempre tan sinceros comentarios. Tomaré en cuenta tu reclamo de discriminar a los spankees. Pensé que la mayoría de los spankees que leían este blog eran mujeres... pero me acabo de dar cuenta en la encuesta que hay un 7% de spankees hombres. Así que a partir de ahora me comprometo a no volver a mencionar a spankees como exclusivamente mujeres o spankers como hombres.

Con respecto a tu comentario de las grandes palizas. No creo que lo que me ocurre sea por lo que dices, aunque lo tomaré en cuenta. El asunto es que por alguna razón, ahora soy más sensible a los azotes de lo que ´solía serlo al principio... ¿Será que Rafa tiene razón al decir que antes no demostraba el dolor real que sentía por orgullo? No lo sé, pero creo que no, aunque quizás en aquel momento el orgullo influyera algo.

Te agradezco por instruirme en en la parte médica que no conozco a profundidad. Creo que es un tema importante y me gustaría, si quieres y si tienes tiempo, que escribieras una entrada sobre el tema, para que los spankos tengamos una idea más clara de las consecuencias a largo plazo.

Te envío un beso, cuídate mucho y prometo ser buena, pero sólo por un tiempo...

ElSpankee dijo...

Tranquila Alejandra, hare una entrada con mucho gusto pero muy personal a tu correo despues tu la cambiaras a tercera persona y la publicas...

Mellow dijo...

Bueno la verdad me tuve que leer dos veces el texto, hay cosas que aun me sorprenden del mundo spanko y es la severidad de algunas condiciones obviamente el nivel de ello dependerá de cada quien pero yo no aguanto una como esa ni jugando y no significa que después de una tunda no me quede el recordatorio al sentarme, es obvio que me la dejan muy claro al menos por 24horas y en algunos cosas por mas tiempo…

Lo que a dicho elspankee no es nuevo de hecho lo lei en otro de los bloc, hay que tener mucho cuidado y por sobre todo portarse bien des pues de una como esa por un tiempo muy muy largo…

aparte de ello el momento de placer para mi fue saboteado, una cosa es el castigo como tal y otra cosa es ser castigada de esa forma durante un momento en que es para disfrutar, yo diria que ahora no veras el sexo oral de la misma forma porque eso ultimo fue muy humillante a mi punto de vista, es decir, yo no lo permitiría, aun asi siempre depende de cada quien…

La ultima y la mas importante es que tomaras la decisión de dejar de fumar, me parece a mi es excelente, principalmente porque de aquí en adelante tendras mas beneficios en muchos aspectos….

un saludo...

ElSpankee dijo...

Saludos Ale, pasa por mi blog un beso....

Alejandra dijo...

Hola Mellow,

Supongo que di la impresión de que el castigo fue severo, y sí lo fue. Pero recuerda que un(a)spanker al castigarte quiere generar el dolor suficiente para que su spankee aprenda la lección, pero jamás le haría ningún daño severo.

Si bien es cierto que ni sus correazos ni sus azotes con el cepillo fueron suaves, también es cierto que no fueron súper fuertes. De hecho en más de una ocasión he dicho que Rafa siempre ha dicho que no usa toda su fuerza al castigarme y que tampoco lo haría.

Con respecto a lo que dices que nunca podré ver el sexo oral igual, te equivocas. No es la primera vez que Rafa me ordena hacerle sexo oral mientras me azota. Esta vez me pareció interesante por el hecho de que me prohibió sacarmelo de la boca.

No te preocupes por lo que pueda pasarte a ti... cada persona vive esto a su manera. Rafa hace las cosas porque sabe que yo también lo disfruto. Si no lo disfrutara ni él querría hacerlo, ni yo lo dejaría.

Mellow dijo...

Entendible Ale, es lógico que cada quien lo lleva a los limites que le gusten, pero como dije; yo no lo permitiría, pero cada pareja pone o quita según sean sus preferencias, aun asi es entendible la tendencia a la innovación porque entonces pasaría hacer algo muy monótono aunque ninguna tunda es igua eso es seguro… de todas formas lo mas importante es el disfrute.

carolla dijo...

Saludos, bastante fuerte la cosa, yo por mi parte no te creo mucho Ale, es cierto que por lo que narras la pela fue fuera de òrbita, pero con antelacion sabias que podia pasar porque en cierto momento Rafa te lo dijo, e igual lo hiciste, yo podria pensar que lo hiciste a drede, creeme no quiero que vuelvan a castigarte asi, solo que no estoy segura de si vas a cumplir el no fumar, o volveras a esperar a que Rafa salga de viaje de nuevo para hacerlo, lo pienso porque me ha pasado..
Ender piensa de esa manera con respecto a mis salidas de noche (lease la del lunes "mortal"), trata de cumplir tu promesa amiga, es cierto que Rafa no te ha dado co todas sus fuerzas, pero sabes a ciencia cierta que no sabes si la proxima sea una mas fuerte, y de veras quedes con el trasero a morir...
Un beso a todos,

Rafa dijo...

Carolla, yo estoy convencido de que Ale no lo fumo para retarme, su falta fue motivada por la adicción, FUMAR es un habito muy desagradable y dañino para la salud y siempre me costo entender que Ale lo hiciera siendo una niña tan inteligente. Las cosas han cambiado desde hace unos meses ya que Ale es mi novia y yo considero que mi chica debe obedecerme, pienso firmemente que así deben ser las cosas ya que generalmente las mujeres ocurren en malcriadeces y comportamientos que deben ser corregidos con unas buenas nalgadas...

En conclusión Ale va a dejar de fumar y para eso tomare los correctivos necesario así sean muy severos, creo que cualquier castigo es merecido par a una falta que atenta contra tu vida y FUMAR es una de esas cosas que se deberían erradicar....

Alejandra dijo...

Creo que después del comentario de Rafa mi decisión de dejar de fumar queda más ratificada...:-S Después de esa advertencia ¿A qué spankee se le ocurriría desobedecer? Del susto que me dio leerlo ya le agarré aversíón al cigarro... Bueno no es cierto...

No voy a negar que ha sido difícil no fumar. Cuando estoy trabajando o en mi casa ni me acuerdo... pero basta con que vea a alguien fumando para que me den ganas. Sin embargo he podido controlarme.

Por lo menos ya pasé una prueba de fuego: Salí a un bar y no fumé. Todos los fumadores saben que no hay nada más dificil que tomar y no fumar... y yo lo hice (y eso que Rafa no estaba conmigo). Yo no soy muy rumbera, odio las discotecas y ODIO el Reggaetón. Pero no está de más salir del estrés del trabajo e irse a tomar unas birras con los compañeros de ve en cuando.

Pidan a Dios por mí y que logre mantener la fuerza de voluntad que he tenido hasta ahora.

Videos de Spanking