ADVERTENCIA

Este blog contiene elementos de lenguaje,salud, sexo y violencia que no debe ser leído por niños, niñas y adolescentes y tampoco por personas que consideren ofensivo su contenido

jueves, 31 de enero de 2008

Mi nuevo Castigo

Todo comenzó el 14 de enero. Como no es secreto para ningún venezolano, en estos momentos el país atraviesa la peor “plaga” de delincuencia jamás vista y. a consecuencia de estos “Descarriados sociales”, me dieron un castigo poco agradable.

Para ese día Ender llevaba ya tres días con fiebre y la medicina se le había terminado en la mañana, como yo entro a trabajar a las 6.30am y no paro en todo el día le dije que hiciera un esfuerzo cuando saliera y comprara el Cataflam que yo no podía, ese día salía del trabajo a las 4.30 y entraba a clase a las 6:00. Me era totalmente imposible comprar la medicina temprano (ya que el desde la mañana “volaba” de fiebre), total , el no la compró y cuando yo llegué a casa a las 8:15pm me lo consigo con 40 grados de fiebre y salí corriendo a la farmacia a comprar la medicina y un helado que me pidió él…

Al salir de casa en el primer semáforo un accent plateado de dos puertas me tiró el carro para que lo dejara colarse en el semáforo a juro, yo no le di importancia. Llegué a la farmacia, y me tardé como 30 minutos. Cuando salí a buscar el helado en el semáforo siguiente me consigo el mismo carro y comienzo a sospechar. (crasso error) aceleré la camioneta para dejarlo atrás y el carro antes de llegar a un cruce me sacó de la carretera tirándome el carro como si fuera a cruzar y yo (por la velocidad que traía) no pude cruzar bien y me subí la acera y me estrellé contra un poste de luz, :s imagínense como quedó la camioneta, que a mí me tuvieron que sacar de ella…
Gracias a Dios a mí no me pasó gran cosa; pero la camioneta quedo “herida” de un lado, con espejo lateral roto, y tren delantero en pésimas condiciones..

Cuando llamé a Ender para que viniera por mó no dijo nada, ni preguntó nada, al llegar que vio la camioneta y que los señores (todavía hay gente buena) que me ayudaron le decían que yo me había salvado porque alguien me había agarrado el volante. Él solo me abrazó y me dio infinidades de besos, y me dijo al oído: “Cálmate que lo material se recupera, una vida no, y mucho menos la vida de MI vida”, yo al escuchar eso (léase Ender muy pocas veces es sensible,.. él se cree hijo del machazo Vicente Fernández jajaja) me derrumbé aún más, y comencé a llorar con mas sentimiento que antes.

El logró calmarme en cuestión de minutos cosa que es insólita porque yo cuando lloro no puedo parar, y comenzamos la odisea de tres días para arreglar la camioneta ya que esa camioneta es uno de los transportes de mi trabajo, y no se podía parar por ningún motivo, y en un día le sacaron el golpe y en otro lo de abajo (caucho, rin y tijera hechos nada) y al tercer día como nueva..

Pero al día siguiente del choque Ender decidió participarme una decisión que había tomado con la ayuda del mecánico a las 7:00am.

Él me dijo: “Amor, sabes que tienes un castigo en puertas por esto, tú no tenías nada que hacer a esta hora en la calle, y mucho menos tirártela de una valiente Milka Duno. El mecánico me dijo que hará lo posible por arreglarla hoy pero si le dan las 9:00pm y no la puede entregar te daré 60 veces con el fuete por ocho días seguidos, y si gritas o te mueves demasiado aumentarás el doble, y debes saber que no tengo mucha paciencia últimamente así que no vacilaré en cumplirlo completo. TODO DEPENDE DEL MECANICO” .

En ese momento fui presa del pánico y salí detrás del mecánico a (literalmente) suplicarle que por lo que más quisiera entregara la camioneta ese mismo día. Él solo contesto que si estaba en sus manos lo haría “No te preocupes pequeña” me dijo. Yo no tenía preocupación, estaba al borde del llanto y la excitación a la vez. En eso nos fuimos y él fue muy atento conmigo durante todo el día ya que yo poco podía caminar, y no pude ir a clases. Ese día él preparo la cena y me hizo un masaje en el tobillo y me untó crema en todo el cuerpo ya que mis hematomas no eran nada normales (por no usar el cinturón de seguridad reboté en el asiento jeje. parecía una cotufa).

Por culpa del mecánico o gracias a él, me validaron el castigo porque no la entregó a las 9 sino a las 9.30 (gracias Sr. mecánico :p) pero no lo pudimos poner en practica sino hasta el sábado pasado. Yo ya podía jurar que lo había olvidado y que estaba redimida, pero el sábado temprano me dijo que quería revisar mis cuadernos y al abrir uno se salió una hoja de examen donde había hecho un taller en clase el jueves anterior, (en el cual la Prof., después de leer dos hojas de examen completamente llenas, me consiguió un error ortográfico. Yo estaba que me moría ya que yo no había tenido un error en escritura desde el octavo grado, por eso en casa no dije nada del taller, aunque saqué la nota máxima no estaba dispuesta a que nadie supiera que había tenido un error ortográfico) Cuando vio las hojas me dijo que porqué no le dije que había tenido un taller, que el quería saber cuando tenía evaluaciones, yo solo bajé la cara y le dije que no sabía que no le había dado importancia. El dijo “veamos” y lo comenzó a leer…

Cuando se dio cuenta de la nota de la profesora yo me puse como un tomate y me dijo sonriendo “Bebé… esto merece un castigo, sólo para que más nunca se te olvide como escribir esta palabra, y como ya tienes uno acumulado los uniremos y serán 65 por 3 días… los otros 5 serán 60 por el choque.” “Sin chistar señorita, no quiero oír nada del tema”. Me hizo un ademán con la mano y me ordenó alistarme porque íbamos a salir.

No regresamos sino hasta muy entrada la noche y yo llegué dormida, y tal cual como niñita me cargó y me subió a la cama. Al llegar yo me desperté y me ordenó colocarme boca abajo porque “ya iba a comenzar”, ¿Qué significaba eso? ¿Disfrute total tipo película? Yo, por primera vez en la historia no me resistí y me rendí antes de pelear, sabía que tenia la batalla perdida, ya estaba arrepentida de todo desde que el poste pegó con la camioneta… No me resistí mucho, los primeros no fueron tan fuertes, pero los últimos 25 fueron horribles, asceleró la marcha y me los dio lo mas rápido que pudo en el mismo lugar… donde la nalga curvea. ¡Como duele ahí! Cuando contó 65 fue que paró, me besó la frente y me dio el Oso Pooh, y me dijo “Mami, hoy estas castigada, dormirás mirando la pared, toma a tu oso para que puedas dormir”. Nada más, ni un abrazo, ni nada, estaba realmente molesto y yo podía sentirlo. Desde que nos casamos yo pasaba las 24 horas manejando si era posible y siempre se molestaba, hasta que le enseñé a manejar y me dejo tranquila. Él solo estaba esperando este momento para recalcarme que las mujeres no debemos manejar y que por nada del mundo debemos andar solas en la calle. (¿Pero qué mujer con dos dedos de frente y un amor tan grande como el cielo deja que su pareja siga enfermo sin hacer nada? Ciertamente YO no soy una de ellas).

Al día siguiente me dio 65 también pero despacio y bien distribuidos, y con toda la fuerza que el creyó que soportaría, incluso bajó hasta las piernas un poco y golpeo ahí pegadito a las nalgas, yo me retorcía de dolor, hizo incluso que abriera las piernas para golpear cada lado por separado, y para notar algo mas seguro… quería cerciorarse de algo y ciertamente lo comprobó.

Me hizo el amor con toda la delicadeza que fue capaz ya que cada roce me dolía a muerte, en ese momento fue muy dulce, incluso me costó asimilarlo porque él es algo complicado en ese aspecto. Antes de dormir me puso crema, me hablo pasito al oído diciéndome: “Tranquila mami, todo esto es por tu bien, tu sabías que esto podía pasar, el día que dañaste los rines te lo advertí. Las nenas no deben manejar, para eso estoy yo, para llevarte al fin del mundo si quisieras, tú sólo estas para mí, no para salvar al mundo, la próxima vez deja que el mundo se caiga, tú no sales de noche hasta que yo llegue, y no manejarás más, es una orden, no soportaría volver a sentir el desespero que tuve cuando me llamaste ese día”. Como yo enarqué una ceja el me dijo: “Es mas bebé, te daré cinco más para corroborar y sellar lo que acabo de decirte, y al terminar, volveré a hacerte el amor!” “… Solo para estar claros…”

Continuara…

sábado, 19 de enero de 2008

Seguridad en los Azotes (muy real...)

Este es un consejo no un relato, dado como spankee; quiero con éste llamar la atención de Rafa, Ale y Carola, además de todos y cada uno de los Spankos que lean este blog.

En una publicación de Ale le dejé un comentario, este comment le pareció muy bueno a Ale y me pidió inclusive sorprendida de mis palabras que escribiera algo para su blog, así que Ale aquí esta la tarea solicitada:

La seguridad de los azotes, para las grandes palizas.

Las grandes palizas, son generadas por nosotros los spankees, pero los spankers deben tener conciencia de que una tunda fuerte y prolongada, a pesar de ser erótico y correctivo, es dañino para la salud del spankee, estas grandes palizas a menudo son alimento y satisfacción para la mente, el alma y los gustos pero no para el cuerpo.

La presencia de dolor indica en todos sus casos que algo no esta bien en alguna parte del cuerpo y que debe ser inmediatamente suspendida la acción que le genera, para evitar algún daño físico. Si seguimos lo anteriormente dicho puede ser comparado con una paliza dada al spankee que comete una falta. Las faltas deben de ser corregidas antes que se hagan voluntades de alguien que no recibió la correcta educación, por eso el dolor de la paliza le hará recordar que la acción no puede ni debe volver a repetirse.

Entonces, los golpes en las nalgas, que vienen dadas desde niños son dadas en esa zona porque es la parte de mayor resistencia a los golpes sin que se genere un mayor daño, siempre y cuando se tenga conciencia de los golpes. Los golpes en las piernas tanto por su parte delantera como posterior e inclusive los laterales son mas dolorosos, y son usados para cuando el castigo amerite mayor dolor; pero al mismo tiempo son un factor de mayor peligro.

Aclaro que no soy medico, pero tengo los conocimientos necesarios para hablarles ya verán el porque.

Cualquier parte de nuestro cuerpo, contiene, nervios, venas, arterias, vasos, células, agua, músculos, grasa, tendones y huesos. Los golpes repetidos y con mucha fuerza generan dolor, el dolor es el producto de la destrucción masiva de los vasos, células y nervios que allí se encuentran. Esto no es alarmante, pero en algunos relatos he leído comentarios como: “soy muy resistente al dolor” o “me hago mas sensible, y duele mas”, el aumento de dolor indica que se están recibiendo más golpes en la zonas anteriormente golpeadas, estas zonas están en el llamado proceso regenerativo y el aumento del dolor es producto de todas esas células, vasos y nervios que intenta reconstruirse.

Mas alarmante aún es la disminución del dolor. Éste es el punto donde la cantidad de los componentes muertos ha llegado a un tope en que la poca existencia de los vivos no son suficientes como para enviar la señal de peligro que llamamos dolor. Esto para un spankee puede ser problemático, ya que entonces se deberá golpear mucho mas fuerte para producir el dolor. La muerte de los componentes generan una pérdida importante de piel lo que hace que los golpes más fuertes ahora vayan contra los músculos, tendones y huesos. La destrucción de los componentes antes mencionados o el daño parcial del nervio ciática, generaran problemas severos como cojera irreversible o parálisis de las extremidades.

Los moretones de la piel pueden generan problemas cardiovasculares severos y la necrosis de la piel que también seria irreversible, los golpes en la parte posterior de la rodilla generarían la apertura de los ligamentos, dejando escapar el liquido y formando el llamado quiste acuoso que debe de ser tratado con intervención quirúrgica.

La claudicación de los miembros inferiores, puede llevar a su amputación, así que ojo cuidado con su comportamiento spankees, les cuento en lo personal, tengo una amiga spankee a quien el gusto por los correctivos era impresionante y acostumbraba a jugar mucho con ellos, desarrollo con el paso del tiempo una resistencia increíble al dolor, tanto que podía pasar una hora y media recibiendo golpes, con su asociado dolor pero sin que fuera de mayor importancia.

Un día, se le ocurrió hacer una travesura algo ruda, y eso genero que su spanker le diera un buen correctivo pero golpeo mucho la parte posterior de su rodilla. Con el paso de las semanas mi amiga empezó a sufrir unos calambres inexplicables en sus piernas al punto de llegar a levantarse del sueño ya que ni siquiera su cama le resultaba cómoda. Posterior a esto sus piernas se paralizaron y con un insoportable dolor en ellas, lo que la dejo en silla de ruedas por 65 días, luego de ello debió ponerse un tratamiento medico para superar la parálisis, para terminar con una rehabilitación para poder volver a caminar, esto no es falso es completamente real, ella camina pero sufrió mucho y aunque sigue jugando al spanking deja su huella para que otros no cometan su error.

Espero que les sirva de algo y espero sus comentarios…

Nota: Gracias a Rafa, Ale y Carola por dejarme participar en su blog, besos y abrazos.

jueves, 17 de enero de 2008

ACLARATORIA

Hace poco le escribí a varios contactos de Venezuela que encontré en SIN incitándoles a que leyeran el blog e invitándolos a participar si querían hacerlo. Algunas de esas personas contestaron. Sin embargo, la respuesta que más me llamó la atención fue la de Indecisa, una spankee de Pto. Ordaz, que me escribió:

"Saludos Alejandra!!!

Te cuento que ya conocía tu blog, lo leí al buscar info sobre Rafa, él me mando un email como en agosto...en fin, te escribo porque me parece justo agradecerles, sí, agradecerles, ya que gracias a lo que he leído en su blog entendí lo que es ser spankee, y no es lo que me interesa. Sólo me quedo con la fantasia, algo de juego, nada serio. Nada de esclavitud como lo de uds. Gracias por la invitacion, pero me retiro de este mundo. Gracias"

Como comprenderán me sentí indignada. Jamás me imaginé que iba a ser la causante de que una spankee se "diera de baja". Y por eso es que he decidido aclarar algo que supongo que no ha quedado del todo claro: La relación entre Rafa y yo comenzó como una relación de spanking, pero con el tiempo ha tomado otro rumbo... Yo pensé que eso había quedado claro en mi entrada "Spankee o Sumisa".

La respuesta que le di a indecisa fue:

Hola Indecisa...

No quiero que te lleves la impresión de que el spanking es como yo lo describo. En varias ocasiones he comentado que yo tengo mucho de sumisa y Rafa de dominante y por eso ocurren las cosas que ocurren. Sin embargo no siempre fue así.

Cuando Rafa y yo nos conocimos nuestra relación era exclusivamente de spanking. Él me castigaba por mis acciones. El resto fue viniendo después y, obviamente, yo no sería su exclava si yo no lo hubiese querido así.

Lo importante de este mundo es que cada quien lo ve a su manera y lo practica a su manera. A mí me gusta el spanking, y también el intercambio de poder... que es lo que hace que Rafa me de órdenes y yo las cumpla al pie de la letra... y eso, en sí mismo, no tiene nada que ver con el spanking... es como una extensión que le hemos puesto a nuestra relación porque así lo queremos.

En ningún momento mi intención fue desanimarte... Como te dije antes el spanking es lo que tú quieras que sea y si decides hacer realidad tus fantasias, lo más importante es que sepas que la spankee siempre tiene el control porque al final o un(a) buen(a) spanker nunca hará nada que el/la spankee no quiera hacer.

Es cierto, Rafa me da órdenes y yo las obedezco. Pero tengo que aclarar que eso en sí no forma parte del spanking, es lo que se llama intercambio de poder. Yo le doy el poder a Rafa y él lo acepta y hace uso de él y es una variación del BDSM que nosotros hemos incluído en nuestra relación porque así lo queremos, y así nos gusta.

Y repito nuevamente lo que le dije a indecisa: El spanking es lo que l@s spankees quieren que sea porque, al final del día el o la spankee siempre tiene el control. En mi caso, Rafa no haría nada con lo que yo no estuviese de acuerdo , aunque cuando lo relate, lo haga de tal manera que parezca que no lo disfruté. Siempre lo estoy disfrutando, aunque me duela, me humille y/o me haga llorar.

Si alguien quiere saber un poco más acerca del intercambio de poder, que de igual forma cada pareja o personas involucradas la viven de acuerdo a sus propios gustos, les recomiento que lean el artículo publicado en la página de Agony & Ecstasy que les anexo aquí.

Pido disculpas nuevamente por no haber aclarado estos conceptos anteriormente.

viernes, 11 de enero de 2008

¡Ni un cigarro más!

Al parecer ya mis castigos por fumar se acabaron, y como varios de ustedes saben he tomado la firme desición de dejar de fumar. Ya no sé si por convicción o porque mis nalgas no aguantan otra paliza más por este tema. Mi último castigo me hizo entender que de todos mis malos hábitos (como ser malcriada, contestona, desobediente, desordenada, etc), para Rafa, el fumar está casi al mismo nivel de manejar a alta velocidad, y como sabrán eso no puede significar nada bueno. Supongo que porque ambos son peligrosos.

Todo empezó porque antes del castigo Rafa me decía que él se había dado cuenta que antes aguantaba más y no me quejaba ni me movía por orgullo, y que ahora que ya quebró mi orgullo no tengo reparos al demostrar el dolor. Sin embargo dice que ultimamente estoy exagerando cuando me castiga y eso no es cierto. Le expliqué que antes, él empezaba con azotes de fuerza moderada e iba incrementando la intensidad de los golpes paulatinamente y eso hacía que mis nalgas se fuesen acostumbrando, sin embargo ahora desde que comienza, lo hace fuerte y, obviamente, me duele más y tiendo a quejarme y a moverme demasiado, cosa que antes no hacía. Así que le pedí que, de ese castigo en adelante, regresara a la época en la que me calentaba las nalgas antes de empezar con las nalgadas fuertes.

¿Cuál fue la respuesta de Rafa a mi petición? Me ordenó que me inclinara tocando mis tobillos (la posición más popular para usar la vara) e inmediatamente se sacó el cinturón. Ahora le doy gracias a Dios que tenía puesto el cinturón marrón porque de haber tenido el negro, hoy, después de una semana, seguro no me podría sentar. En fin, decidió azotarme con la correa sin haber pasado por el ritual de las nalgadas... Es la primera vez que ha hecho eso.

Me asusté pero sabía que era mejor no discutir. En esa posición Rafa me dio varios correazos, al menos unos 20 antes de que se me ocurriera preguntarle que cuántos más me iba a dar. ¡Craso error! Al parecer mi pregunta le pareció ofensiva y me contestó: "Tenía pensado un número, pero ahora por preguntar voy a empezar de nuevo". Estoy segura que no había pensado ningún número, sólo me dijo eso para asustarme. Me dio unos cuantos correazos más mientras me preguntaba si iba a volver a preguntar. Mi respuesta era obvia. Para terminar de romper mis defensas me dijo: "Te voy a dar 40 (recordemos que ya llevaba unos 30 correazos para ese momento), y más te vale que los cuentes". - Y aquí quiero hacerle una queja formal a Rafa. Al principio solía hacerme contar los azotes, dar las gracias, pedir el siguiente o repetir alguna frase como "soy una niñita malcriada", pero ha perdido esa costumbre que, particularmente, me encanta. Sobre todo cuando me ordenaba pedir el próximo azote, es una humillación simple, pero que me excita enormemente- En fin, sigo con el relato. 40 correazos me parecían excesivos y no sabía si los iba a poder aguantar, pero preferí no discutir.

Así fue dándome los correazos mientras yo me mantenía en esa incómoda posición con las piernas abiertas y las manos en los tobillos. ¿A las otras spankees se les hace tan difícil como a mí no doblar las rodillas? Rafa se debió haber dado cuenta porque me ordenó levantarme y apoyarme en la cama para seguir con mi castigo. Cuando iba por el correzo 37 me preguntó que si quería que empezara de nuevo. No sé si lo preguntó porque me moví, o porque quería ver si su amenaza me hacía llorar, lo cual me enorgullezco de decir que no logró, aunque me daba pánico que lo hiciese. Cabe destacar que hay veces que no sé cuando Rafa habla en serio y cuando no, y eso me preocupa.

Cuando Rafa terminó me quedé en la misma posición por unos segundos y le pregunté si me podía levantar. En esos momentos no se me ocurre moverme sin preguntar para evitar un "¿Quién te dio permiso de que te movieras?" que siempre traen consigo unos cuantos azotes fuertes. Después de eso me dijo: "Arrodillate ahí", Yo no alcancé a ver donde me había señalado y me volteé para preguntarle a donde me había enviado exactamente. Eso a Rafa no le gustó, me dio unas buenas nalgadas mientras yo le decía que no era que lo hubiese querido desobedecer, sino que no había visto el lugar que me había señalado (porque estaba de espaldas a él todavía en la posición en la que me había azotado). "Tienes que estar más atenta a mis órdenes" fue su respuesta, y me señaló el lugar nuevamente. Me hizo arrodillarme frente a la ventana.

Después de un rato me levantó, abrió la ventana de par en par y me colocó frente a ella. Yo sabía que nadie podía verme, pero el estar desnuda frente a la ventana me hizo sentir avergonzada, no sé por qué.

Luego de eso, como se ha vuelto costumbre, después de una tunda me ordenó que le agradeciera por el castigo recibido... el agradecimiento, como se deben haber imaginado, consiste en hacerle sexo oral a Rafa. Al principio él se sentó en el borde de la cama y me puso de rodillas frente a él, pero luego le provocó nalguearme mientras le "agradecía", así que me obligó a colocarme de lado para que él pudiese pegarme cómodamente. Después de algunos minutos decidió colocarse más cómodo y ponerme a mí más incómoda. Se sentó en la cama apoyandose en el respaldar de la cama, tomó el cepillo de madera y me ordenó llevarmelo a la boca nuevamente con la promesa de que si me lo sacaba me iba a ir muy mal.

Rafa comenzó a golpearme con el cepillo cada vez más fuerte con la esperanza de que, por el dolor o por el movimiento, sacara su miembro de mi boca, mientras me retaba a hacerlo. "Sácatelo de la boca, anda, quiero que te lo saques" me decía. Nadie en su sano juicio sería capaz de hacerlo por mucho dolor que sienta. Y creanme que Rafa me llegó a pegar muy duro... como no lo hacía desde la primera vez que usó el cepillo al castigarme por decir groserías. Me enorgullezco de mí misma al no haber cedido a su presión. Al final Rafa acabó y junto con él, también se acabaron los azotes.

Luego le pregunté a Rafa que qué habría hecho si me lo hubiese sacado de la boca, ya que nunca me lo dijo durante sus amenazas y retos. Me dijo que si lo hubiese hecho me habría tocado tres veces la tunda que me había dado ese día... ¡Gracias a Dios no lo hice! y creanme que fue difícil, pero supongo que el miedo puede más que el dolor.

Ahora entenderán mi decisión definitiva de no volver a fumar, que por supuesto coincide con el final de las vacaciones. El comienzo del trabajo nuevamente me deja menos tiempo libre y por ende, menos tentación de probar un cigarro.

jueves, 3 de enero de 2008

MI primer castigo público

¿En qué rollo me metí cuando acepté la orden de dejar de fumar? No ha sido nada fácil y mis nalgas han sufrido la consecuencia. Rafa no es el primer novio que tengo que intenta que deje de fumar ¿Qué le hace pensar que lo va a lograr? Sin duda el estilo de sus castigos.

El último castigo me hizo llorar, pero más de la vergüenza que sentía que por los azotes mismos, que no fueron nada suaves. Les explico: Rafa estaba molesto porque yo seguía fumando a pesar de ya haber recibido unas buenas tundas al respecto así que decidió tomar medidas drásticas. ¿Qué medida adoptó? La humillación.

Algunas veces habíamos hablado acerca de la posibilidad de castigarme frente a la cámara y que alguien viera el castigo. Esa idea creo que nació mientras hablaba con Josh, que es el spanker de Cami, una amiga mexicana con la que tenemos contacto. Al parecer les pareció muy divertido imaginarse la verguenza que nos daría que alguien presenciara un castigo. Sin embargo ese día no había ni un sólo contacto conectado ni en mi correo ni en los suyos. Eso era una buena noticia para mí ya que a pesar de que he fantaseado con que alguien presencie uno de mis castigos, en el momento en que me informó sus intenciones ya no me parecía tan buena idea.

Esperamos un rato y nadie se conectaba, mientras tanto él chateaba con algunas personas en SIN. Inesperadamente le dijo a una de las personas con las que hablaba que era su día de suerte. Este hombre era un spanker de California que se hace llamar Dean Michael. Le rogué a Rafa que no lo hiciera y por un momento pareció que no lo iba a hacer pero me dijo que tenía que aprender que no debía fumar y, según él, las palizas no estaban funcionando. Así empezó mi primer castigo en público (si es que una persona cuenta como público).

Sé que el castigo pudo ser peor. Rafa tuvo la amabilidad de no quitarme toda la ropa y sólo bajarme la ropa interior mientras el hombre no pudiése ver algo más que mis nalgas rojas. Aunque hubo un momento mientras me castigaba, que agarré el cepillo y no quería soltarlo. En ese momento me amenazó con dejarme completamente desnuda si no lo soltaba... obviamente no iba a tentar mi suerte. De vez en cuando paraba y hablaba con el tipo. No sé de qué hablaban. Una vez me hizo levantarme a hablar con él... lo cual me dio mucha vergüenza porque iba a ver mi cara, lo cual yo había tratado de evitar. Sin duda alguna me habría dado mucha más pena si hubiese sido alguien entre mis contactos, pero no deja de ser humillante que alguien vea como te van poniendo las nalgas coloradas.

Dean Michael me preguntó si iba a dejar de fumar después de eso. La respuesta más honesta que pude dar fue "No sé". A lo que contestó que quizás no había sido suficiente castigo, por lo que Rafa prosiguió. En una de las conversaciones entre Rafa y Michael en las que yo obviamente estaba arrodillada con las manos en la cabeza y mirando a la pared imagino que discutieron la cantidad de correazos que iba a recibir. Yo no sé a quien agradecerle (imagino que a Michael) que sólo hayan optado por 12, porque generalmente Rafa me da más de eso. Pero supongo que a Rafa le dio lástima lo avergonzada que estaba.

Para el séptimo correazo ya estaba llorando y dejé de contar los golpes. Generalmente trato de llevar la cuenta las pocas veces que Rafa me da un número determinado de azotes para evitar equivocarme en caso de que me pregunte (no me ordenó contarlos). Tuve suerte de que no preguntó. A pesar de que lloraba Rafa no se dio cuenta sino hasta después de que terminó y me dijo que hablara con Dean Michael. Rafa fue a buscar algo en la cocina, volteó y me preguntó "¿Estás llorando?" Hasta ese momento estuve tratando de contener las lágrimas para que no se diera cuenta, pero en cuanto preguntó ya no pude aguantar, la humillación había sido tan grande que había derrotado mi orgullo. Entonces me abrazó y me dijo que él lo hacía por mi bien, porque fumar era malo para mi salud y que, además, las niñas buenas no deben fumar. Es irónico como debo ser una niña buena en algunas ocasiones y en otras no tan buena... según le convenga a él...

Una de las cosas que me llama la atención de la mente de los spankers... o quizás sea sólo Rafa, es que sé que sólo lo hizo para demostrarme que podía hacerlo y para probar mi sumisión ante él. pero lo que más me llama la atención es el hecho de que yo lo haya aceptado, porque a pesar de que puse resistencia, desde el mismo momento en que insinuó que me iba a castigar frente a la cámara para que alguien me viera, ya estaba resignada y, a pesar de que le rogué que no lo hiciera, en ningún momento se me ocurrió negarme rotundamente (lo cual sé que es totalmente válido). ¿Hasta donde llegará mi sumisión ante Rafa?

miércoles, 2 de enero de 2008

Érase una vez...

Hoy estaba revisando mis correos y me encontré con los primeros correos que intercambiamos Rafa y yo. Como ya conté él me escribió en SIN en el que se registró como Pedrote. Lo primero que me escribió fue:

Soy de Caracas spanker, si te interesa chatear de nalgadas agregame:
rafa0978@hotmail.com o rafa0978@yahoo.com

Un saludo.

Yo me había incrito en SIN apenas uno o dos días antes y me sorprendió mucho el correo. Jamás había hablando con ningún spanko, pero me divirtió el hecho de que un spanker real me estuviese escribiendo. Además sólo me proponía chatear de nalgadas, no fue como otros correos que recibí en los que me escribían cosas como: "Estoy buscando una chica para darle nalgadas, te gustaria sentirlas? escribeme". Claro, esos correos los recibí después. Ya he dicho que Rafa fue el primer spanker con el que hablé y la verdad tuve la suerte que que fuese tan maravilloso. En fin, ya había contado que lo agregué a mi messenger y le escribí:

Hola... Te agregué al messenger... saludos

A los dos días tenía una respuesta:

Hola Alejandra,

Vi tu mensaje de que me agregaste al msn, ya te acepté!!, que agradable sorpresa encontrar a una venezolana en SIN, probablemente un extraño sitio donde conocer a alguien jajajajaja, pero supongo que el spanking es un hobby no tan común en nuestra avanzada sociedad Venezolana! Te escribo para saludarte y espero verte online pronto para conversar, por cierto como encontraste el sitio Web de SIN?

Saludos y un abrazo.


Lo primero que me llamó la atención fue su vocabulario, no debía ser ningún loco si sabía expresarse y no cometía errores de ortografía a excepción de uno que otro acento. Eso era un plus, otro punto a su favor era que se lo estaba tomando con calma y claro, ya había visto su perfil, hombre spanker heterosexual de 28 años. No perdía nada. Lo único que no me gustó fue que dijera que el spanking era un hobby, así que decidí contestarle

Hola Rafael,

La verdad es que no pensaba agregarte pero la curiosidad pudo más que la razón. Encontré la página por casualidad ya que soy aficionada a los relatos eróticos de spanking y siempre estoy buscando nuevas páginas referentes al tema, además a través de Google se puede encontrar cualquier cosa.

Difiero con tu pensamiento de que el spanking no es un hobby común entre los venezolanos por dos razones: El spanking no es un hobby, al menos yo no lo veo así, es una forma de vida y es algo que se lleva en la sangre. Por otra parte, estoy convencida de que hay muchas personas que sienten atracción por el tema, pero reprimen sus impulsos por miedo al "qué dirán". Lamentablemente el sexo sigue siendo un tema tabú en nuestra sociedad y, a pesar de que eso ha cambiado un poco con el tiempo, seguimos pensando que lo no tradicional o no convencional -sea cual fuere el significado de esto- es malo y pecaminoso.

Espero encontrarte pronto para intercambiar ideas con respecto al tema. Saludos,

Con esa respuesta lo que estaba buscando era una respuesta que me dijera algo más acerca de su punto de vista acerca del spanking y tantear el terreno antes de chatear con él. Sin embargo después de su respuesta no me quedó ninguna duda de que nos íbamos a llevar bien.

Hola,

Tu percepción acerca del spanking como estilo de vida es totalmente correcto, de hecho yo tambien lo veo así, mi comentario acerca del spanking como hobby obedecia más a tratar de ¨romper el hielo" acerca del tema je, je.

En cuanto a ser poco común pues creo que es una afirmación relativa, ya que probablemente muchas parejas hayan practicado con nalgadas eroticas pero no necesariamente conozcan profundamente acerca del tema y lo vean más el hecho de darle unas palmaditas en las nalgas a la chica como una variante del acto sexual.

Ahora al igual que tu el spanking lo llevo en la sangre desde hace mucho tiempo y he tenido varias experiencias, entre mis experiencias pues por supuesto han habido nalgadas eroticas, así como tambien nalgadas disciplinarias, las cuales personalmente son mi practica favorita, me atrae mucho la atención el hecho de un castigo real por una falta real acordada entre las partes.

En mis recorridos por la red tambien he conocido la afición por los roles, el clasico estudiante y profesor, jefe secretaria, etc y me parece entretenido, se podria decir que todas las variantes del spanking me parecen interesantes aunque mi favorita es la disciplinaria.

Se que no debe haber sido fácil agregarme ya que evidentemente la afición por las nalgadas no muy fácil de expresar pero me alegro de que lo hayas hecho, supongo que lo que uno se pregunta al conversar de spanking con una persona es, puedo confiar en esta persona?, estare hablando con un loquito que se la pasa viendo pornografía en Internet?, como puedo siquiera pensar en establecer una amistad con alguien que vi en un site de Spanking????? jajajaja

Pero en mi caso te puedo decir que soy una persona normal, profesional, tengo 28 años, trabajo en publicidad y mi única particularidad es que me agrada darle nalgadas a chicas como tú cuando se portan mal :P

Espero saber de ti pronto

Saludos y un par de nalgaditas :P

Ese día fue nuestra primera conversación, en la que como les conté estuvimos todo el día chateando porque Rafa estaba enfermo. Rafa debe tener guardada esa conversación, en la que entre los dos fuimos creando una escena ficticia para acabar en spanking. Obviamente a mí también me interesaba saber qué clase de castigos aplicaba. Le voy a preguntar si todavía la conserva para publicarla.

Ahora bien, al agregar a Rafa a mis contactos yo lo único que quería era hablar sobre spanking con alguien que supiera más que yo. ¿Quién se iba a imaginar que cinco meses después de recibir ese primer correo no sólo me convertiría en su spankee y sumisa, sino también su novia formal (ya hasta me presentó en su casa jajajajajajaja)?

Con esta entrada no sólo quiero contarles mi experiencia sino alentar a otr@s spankees y spankers que no se atreven a conocer a alguien o a aquellas que lo han hecho y las experiencias no han sido buenas: No pierdan la esperanza. En algún lado está ese/a spanker o spankee con quien han soñado. Pero por precaución, procuren acordar un encuentro en un lugar público donde puedan hablar con calma de lo que quieren antes de decidir encontrarse en un hotel directamente. Así, si la persona no les inspira confianza no se ven presionados a seguir adelante. Eso fue lo que yo hice y me resultó.

Yo la verdad no sé cómo acabará esta historia, pero sin duda disfrutaré cada segundo de ella mientras dure, pues como todos en este mundo sabemos... encontrar a alguien que entienda la forma en que cada uno de nosotros ve el spanking, y que aparte nos guste, es muy difícil.

Videos de Spanking