ADVERTENCIA

Este blog contiene elementos de lenguaje,salud, sexo y violencia que no debe ser leído por niños, niñas y adolescentes y tampoco por personas que consideren ofensivo su contenido

jueves, 31 de enero de 2008

Mi nuevo Castigo

Todo comenzó el 14 de enero. Como no es secreto para ningún venezolano, en estos momentos el país atraviesa la peor “plaga” de delincuencia jamás vista y. a consecuencia de estos “Descarriados sociales”, me dieron un castigo poco agradable.

Para ese día Ender llevaba ya tres días con fiebre y la medicina se le había terminado en la mañana, como yo entro a trabajar a las 6.30am y no paro en todo el día le dije que hiciera un esfuerzo cuando saliera y comprara el Cataflam que yo no podía, ese día salía del trabajo a las 4.30 y entraba a clase a las 6:00. Me era totalmente imposible comprar la medicina temprano (ya que el desde la mañana “volaba” de fiebre), total , el no la compró y cuando yo llegué a casa a las 8:15pm me lo consigo con 40 grados de fiebre y salí corriendo a la farmacia a comprar la medicina y un helado que me pidió él…

Al salir de casa en el primer semáforo un accent plateado de dos puertas me tiró el carro para que lo dejara colarse en el semáforo a juro, yo no le di importancia. Llegué a la farmacia, y me tardé como 30 minutos. Cuando salí a buscar el helado en el semáforo siguiente me consigo el mismo carro y comienzo a sospechar. (crasso error) aceleré la camioneta para dejarlo atrás y el carro antes de llegar a un cruce me sacó de la carretera tirándome el carro como si fuera a cruzar y yo (por la velocidad que traía) no pude cruzar bien y me subí la acera y me estrellé contra un poste de luz, :s imagínense como quedó la camioneta, que a mí me tuvieron que sacar de ella…
Gracias a Dios a mí no me pasó gran cosa; pero la camioneta quedo “herida” de un lado, con espejo lateral roto, y tren delantero en pésimas condiciones..

Cuando llamé a Ender para que viniera por mó no dijo nada, ni preguntó nada, al llegar que vio la camioneta y que los señores (todavía hay gente buena) que me ayudaron le decían que yo me había salvado porque alguien me había agarrado el volante. Él solo me abrazó y me dio infinidades de besos, y me dijo al oído: “Cálmate que lo material se recupera, una vida no, y mucho menos la vida de MI vida”, yo al escuchar eso (léase Ender muy pocas veces es sensible,.. él se cree hijo del machazo Vicente Fernández jajaja) me derrumbé aún más, y comencé a llorar con mas sentimiento que antes.

El logró calmarme en cuestión de minutos cosa que es insólita porque yo cuando lloro no puedo parar, y comenzamos la odisea de tres días para arreglar la camioneta ya que esa camioneta es uno de los transportes de mi trabajo, y no se podía parar por ningún motivo, y en un día le sacaron el golpe y en otro lo de abajo (caucho, rin y tijera hechos nada) y al tercer día como nueva..

Pero al día siguiente del choque Ender decidió participarme una decisión que había tomado con la ayuda del mecánico a las 7:00am.

Él me dijo: “Amor, sabes que tienes un castigo en puertas por esto, tú no tenías nada que hacer a esta hora en la calle, y mucho menos tirártela de una valiente Milka Duno. El mecánico me dijo que hará lo posible por arreglarla hoy pero si le dan las 9:00pm y no la puede entregar te daré 60 veces con el fuete por ocho días seguidos, y si gritas o te mueves demasiado aumentarás el doble, y debes saber que no tengo mucha paciencia últimamente así que no vacilaré en cumplirlo completo. TODO DEPENDE DEL MECANICO” .

En ese momento fui presa del pánico y salí detrás del mecánico a (literalmente) suplicarle que por lo que más quisiera entregara la camioneta ese mismo día. Él solo contesto que si estaba en sus manos lo haría “No te preocupes pequeña” me dijo. Yo no tenía preocupación, estaba al borde del llanto y la excitación a la vez. En eso nos fuimos y él fue muy atento conmigo durante todo el día ya que yo poco podía caminar, y no pude ir a clases. Ese día él preparo la cena y me hizo un masaje en el tobillo y me untó crema en todo el cuerpo ya que mis hematomas no eran nada normales (por no usar el cinturón de seguridad reboté en el asiento jeje. parecía una cotufa).

Por culpa del mecánico o gracias a él, me validaron el castigo porque no la entregó a las 9 sino a las 9.30 (gracias Sr. mecánico :p) pero no lo pudimos poner en practica sino hasta el sábado pasado. Yo ya podía jurar que lo había olvidado y que estaba redimida, pero el sábado temprano me dijo que quería revisar mis cuadernos y al abrir uno se salió una hoja de examen donde había hecho un taller en clase el jueves anterior, (en el cual la Prof., después de leer dos hojas de examen completamente llenas, me consiguió un error ortográfico. Yo estaba que me moría ya que yo no había tenido un error en escritura desde el octavo grado, por eso en casa no dije nada del taller, aunque saqué la nota máxima no estaba dispuesta a que nadie supiera que había tenido un error ortográfico) Cuando vio las hojas me dijo que porqué no le dije que había tenido un taller, que el quería saber cuando tenía evaluaciones, yo solo bajé la cara y le dije que no sabía que no le había dado importancia. El dijo “veamos” y lo comenzó a leer…

Cuando se dio cuenta de la nota de la profesora yo me puse como un tomate y me dijo sonriendo “Bebé… esto merece un castigo, sólo para que más nunca se te olvide como escribir esta palabra, y como ya tienes uno acumulado los uniremos y serán 65 por 3 días… los otros 5 serán 60 por el choque.” “Sin chistar señorita, no quiero oír nada del tema”. Me hizo un ademán con la mano y me ordenó alistarme porque íbamos a salir.

No regresamos sino hasta muy entrada la noche y yo llegué dormida, y tal cual como niñita me cargó y me subió a la cama. Al llegar yo me desperté y me ordenó colocarme boca abajo porque “ya iba a comenzar”, ¿Qué significaba eso? ¿Disfrute total tipo película? Yo, por primera vez en la historia no me resistí y me rendí antes de pelear, sabía que tenia la batalla perdida, ya estaba arrepentida de todo desde que el poste pegó con la camioneta… No me resistí mucho, los primeros no fueron tan fuertes, pero los últimos 25 fueron horribles, asceleró la marcha y me los dio lo mas rápido que pudo en el mismo lugar… donde la nalga curvea. ¡Como duele ahí! Cuando contó 65 fue que paró, me besó la frente y me dio el Oso Pooh, y me dijo “Mami, hoy estas castigada, dormirás mirando la pared, toma a tu oso para que puedas dormir”. Nada más, ni un abrazo, ni nada, estaba realmente molesto y yo podía sentirlo. Desde que nos casamos yo pasaba las 24 horas manejando si era posible y siempre se molestaba, hasta que le enseñé a manejar y me dejo tranquila. Él solo estaba esperando este momento para recalcarme que las mujeres no debemos manejar y que por nada del mundo debemos andar solas en la calle. (¿Pero qué mujer con dos dedos de frente y un amor tan grande como el cielo deja que su pareja siga enfermo sin hacer nada? Ciertamente YO no soy una de ellas).

Al día siguiente me dio 65 también pero despacio y bien distribuidos, y con toda la fuerza que el creyó que soportaría, incluso bajó hasta las piernas un poco y golpeo ahí pegadito a las nalgas, yo me retorcía de dolor, hizo incluso que abriera las piernas para golpear cada lado por separado, y para notar algo mas seguro… quería cerciorarse de algo y ciertamente lo comprobó.

Me hizo el amor con toda la delicadeza que fue capaz ya que cada roce me dolía a muerte, en ese momento fue muy dulce, incluso me costó asimilarlo porque él es algo complicado en ese aspecto. Antes de dormir me puso crema, me hablo pasito al oído diciéndome: “Tranquila mami, todo esto es por tu bien, tu sabías que esto podía pasar, el día que dañaste los rines te lo advertí. Las nenas no deben manejar, para eso estoy yo, para llevarte al fin del mundo si quisieras, tú sólo estas para mí, no para salvar al mundo, la próxima vez deja que el mundo se caiga, tú no sales de noche hasta que yo llegue, y no manejarás más, es una orden, no soportaría volver a sentir el desespero que tuve cuando me llamaste ese día”. Como yo enarqué una ceja el me dijo: “Es mas bebé, te daré cinco más para corroborar y sellar lo que acabo de decirte, y al terminar, volveré a hacerte el amor!” “… Solo para estar claros…”

Continuara…

4 comentarios:

carelis dijo...

waooooo caroll .. me dejaste realmente exitada en este relato .. demasiado chevere muy explicadito .. me encanta la parte que te da el peluche y te ordena mirar a la pared uff como una bebe de verdad que la imaginacion me funciona de maravillas a veces y me sorprendo yo misma adonde puedo llegar a ello ..me intriga la continuacion ¡¡ jajaj ... porque sera q a nosotras las spankee nos encanta que nos traten como mujeres indefensas aunque en relidad no lo somos en absoluto ..
porque los peores choques son de los hombre y los taxistas eso esta comprobado en nuestro pais...
pero bueno eso es parte del encanto de este mundo ...
felicitaciones chicas .. espero muy pronto tener mi propia experiencia y contarsela por aqui
muakkkkkkkk

Anónimo dijo...

Carolla, bella anécdota la que nos cuantas. Sinceramente espero que puedas seguir manejando ya que de no hacerlo, puedes llegar a privarnos de un segundo castigo mucho más severo por reinsidencia. No hace falta que te des un palo demasiado fuerte, con cruzar un semáforo en rojo (con la total seguridad de que nada va a ocurrir, claro) o estacionar un sábado a la tarde en doble fila. Yo si fuera tu marido te daría una segunda oportunidad. Niña, cuídate y cuida el coche! :)

ElSpankee dijo...

Excelente Caroll, una vez me dejas con la imaginacion en las nubes, gracias por todas tus publicaciones.

Apurate y termine la otra parte!

carolla dijo...

un abrazo a todos, gracias por los comentarios...
Carelis: es cierto que nos gusta que nos traten como seres indefensos, como si fueramos a quebrarnos, "unos totales angelit@s" con respecto a lo del choque tienes absolutamente toda la razon, Ender en agosto choco el carro por mera imprudencia de el.. yo por lo menos la choque para no volcarme por evitar que me la robaran jeje (una milka duno maracucha como me dice ahora), un beso.
Anonimo: a decir verdad ya no me afano tanto en tomar un carro, me da como nervios, aunque Ender a veces me dice que maneje yo, solo para probarme a ver si he dejado de manejar a mi modo. creeme cuando te digo que si me trago la luz roja me revientan, aca son muy imprudentes.. pero vamos a ver si de aqui a que pueda sentarme bien...me robo el coche... jijiji
Elspankee: gracias por tu comentario. espero que sigas en las nubes..

Pronto la 2da parte..
Se les quiere!

Videos de Spanking